Los siete pecados capitales-Eduardo Galeano

 Cuando creyó que se moría,
 un amigo, me contó
 que él era culpable de los siete pecados capitales.
 Avaricia, envidia, gula, lujuria, pereza,
 soberbia, ira.
 Jamás me confesé, dijo. - Yo no quería
 que el cura gozara más que yo
 con mis pecados y por avaricia, me los guarde.
 No confesé que me daban envidia las moscas que podían
 volar bajo la pollera de esa mujer.
 Gula, si, gula desde la primera vez que la vi,
 el canibalismo no me pareció tan mal,
 por lujuria o rayos X
 yo siempre la veía desnuda,
 como desnuda se ve la espada a pesar de la vaina.
 Meterme en ella era la único en el mundo que no me daba pereza,
 fuera de ella yo andaba,
 desganado, asueñado, como bicho, fumigado,
 me arrastraba sin rumbo, ni tumbo.
 y en ella estuve
 más entrando que saliendo.
 Hasta que cometí la soberbia
 de creer que ella era yo
 y una noche, loco de ira
 rompí a golpes ese espejo.   

Leído por él

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Eduardo Galeano, Poesía, ser humano, Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s