Archivo mensual: mayo 2010

Barra libre de palabras

... mis calles son así.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Callejeando, ser humano, Vida

¿Suicidando palabras…

o… vendiendo el alma en papel de caramelo?

... mis calles son así.

2 comentarios

Archivado bajo Vida

Se trata de ir cambiando…

Transformando cada célula cibernética que despliegan las fronteras de mis manos en fragmentos de piel reutilizable para una vagabunda de palabras como yo

2 comentarios

Archivado bajo Cambios, Gustavo Santaolalla

A quien pudiera interesarle…

Mañana empieza “oficialmente” mi época de exámenes

Deja un comentario

Archivado bajo Exámenes, Los seis días

Discrepancias

No entiendo las señales de mi cuerpo, la espalda gritando clemencia y las piernas temblando de miedo. Si digo sí, es no. Si muerdo negativas, la cabeza mira al cielo y al suelo fabricando opuestos.

No entiendo esta locura de saberse transplantar deseos, de matarse entre paréntesis y anular  pensamientos. No comprendo esta clemencia desbocada, esta presencia repetida de dos cuerpos ensayando las escenas del reencuentro, la comedia de la vida, el desenfreno, la violencia, la lucha de los “quieros” y los “puedos” y las despedidas a medias sin cierres directos que permitan abstraerse del recuerdo de fantasmas recién salidos del infierno.

Pero… ¿cómo he podido volver allí donde había dejado clavado el cartel de “prohibido la entrada” a esta paria disfrazada de valiente?

… Pobre humana incapaz de hacerse sentir adentro…

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos

Sonrío

Sonrío.

Las letras provocan palabras que tiemblan en mi pecho y producen catástrofes perfectas para estos silencios recreados en inventos de segunda mano y ventas de ocasión.

Me veo desnuda.

Sonrío.

Construyo soledades con la punta de la lengua, distancias kilométricas entre cuerpos amarrados y sensaciones confusas que  mezclan placer y dolor dentro de la desolación.

Grito.

Padezco de la vida, del recuerdo que clava estacas en mis brazos, de la esencia que divide mandamientos y quebrantos.

Sonrío, ya ves, creo que la cordura se ha vuelto loca dentro de mi habitación.

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos

Balada para un loco

Roberto Goyeneche

Astor Piazzolla y Amelita Baltar

Loco, loco, loco! …

… Viva los locos que inventaron el amor!

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, Música, Pequeños placeres diarios, Sintiendo