Archivo mensual: diciembre 2009

Entre comillas

Mirando la nieve de Viena a Praga

Mirando la nieve desde la ventana de Viena a Praga

“Borrando información del disco duro de mi cuerpo”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuando no puedo dormir, Paso a paso, Respirando, ser humano, Sintiendo, Vida

Mirando al cielo

La luna en el techo

...Y encontrarnos que la luna se queda a dormir esta noche dentro de la habitación


Deja un comentario

Archivado bajo Vida

Delirios de grandeza

Para algunos el aire no es suficiente y el viento ya no muerde espaldas ni peinados, ya no borra las huellas de las lágrimas que intentaron pudrir rostros jóvenes casi muertos y cansados. Para otros, desayunar se convierte en el almuerzo por los malos hábitos del que vive más de noche que de día, sí, lo reconozco, me dedico a alargar las madrugas persiguiendo no sé qué quimera ni qué sueño entre tanto espejismo aislado. Y aquí estoy ahora, sentada en el suelo de un baño alquilado con un portátil regalado entre mis piernas y una vida temblando mientras cierro el grifo del lavabo buscando palabras, hechos, realidades o sonidos. Diferenciando entre lo que escribo y lo que hago. Sabiéndome distinta cada vez que respiro en esta mezcla de horizontes y palabras que mata a cualquier viandante que busque ese espacio de libertad que no existe. Mientras, las ojeras que me miran a través del espejo cuentan cuentos de la noche anterior y el insomnio, ese que hablaba conmigo a altas horas, me ha gritado al oído y a los ojos y ha intentado quemarme los párpados vacíos y las letras. No sé… quizás las pesadillas no me dejan dormir porque he quedado atrapada en sueños con delirios de grandeza de la humanidad y eso, eso me aterra tanto, que no quiero volver a levantarme de la cama nunca más, pero después vuelvo a abrir los ojos y estoy aquí de nuevo, separando los sueños de la realidad en este ritmo frenético de occidente y de accidentes de almas que tropiezan y ya no pueden encontrarse en sus cuerpos nunca más.

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos

Derritiendo palabras

Me dedico a quemarropa a derretir palabras y encuentros bajo mi pecho, a escondidas, alerta y alejada de curiosos que pretendan observarme, cuando soy yo la única capaz de hacerlo. Los instantes que me llevan a este espacio cortado con navaja y me alejan del estrecho de unos labios, son los que me arrastran a este roce con el tiempo, a este engaño de la mente que genera falsas trampas y recuerdos, musarañas de la vida, palabrotas que no fueron ni accedieron a romper pasados ni a reabrir antiguas heridas, porque el ritmo de mis pasos cambia cuando tiembla el cuerpo entero, y la respiración sucumbe contra el pecho cada vez que me concentro demasiado en respirar, y me hunde, y me asfixia, será por eso que la vida hay que vivirla dejándose llevar (como comentan algunos) y no trayendo al pensamiento a nuestra cita de esta noche con la vida…

… cada día. 

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos

Como jugar a las cartas e ir perdiendo…

Como encontrarme conmigo en el espejo con los labios partidos y los ojos mirando hacia otra parte, como aquella vez que dije que no lo volvería a hacer y lo hice, como caer sin alas y derramarme por el suelo en sudor y sangre espesa y rota, como mentirme cuando sé que no soy capaz de hacerlo, como escribir para nadie o desangrarme aquí, hacia adentro, como encogerme y desinflarme, como aniquilarme atando venas alrededor de mi cuello, como perderme, como encontrarme… No sé… tal vez tengamos que conectarnos a la vida con zapatillas de goma para no electrocutarnos en el intento. 

Pero, dime… ¿dónde está el paracaídas? … ¿y las instrucciones? ¿y no queda algo de chocolate para que duela un poco menos?  

Si ya lo sé… aquí, el único problema, es que estamos viviendo. 

4 comentarios

Archivado bajo Respirando, ser humano, Vida