Archivo mensual: julio 2009

Justo ahora que me voy

Me gusta ser el aire compartido en una noche de cuerpos que se mueven por el hipo y bocas que sonreín a destiempo, entre el humo de alguien que no fuma y el baile de alguien que no baila… me gusta, sí, sentirme como me siento, despedirme de otros ojos gemelos en esencia y saberme dentro de otras sombras, tan cercana a todo lo que dejamos aquí… justo ahora que termina. En estos dos días mis ojos han mirado hacia otro lado y me ha encantado encontrarme con mi vida, y me he reconocido al reconocerte y he querido (por un instante) quedarme… ahora, justo ahora que me voy… 

Deja un comentario

Archivado bajo equilibrio, Fin Vs Comienzo, Sintiendo, Sonriendo, Vida

Realidad

El tiempo, el aire, las palabras que mueren en una hoja de papel, otras que muerden los labios dentro de otra boca, ajena, palabras, muerte, silencio, secretos, paciencia. La realidad es… o no es… nosotros somos… o no somos. Me apago, me escondo, me voy… o tal vez acabo de llegar… no lo comprendo, me apago, sí, me apago, me voy… lo dejo… abandono…

(hasta mañana)

Deja un comentario

Archivado bajo Alcohol en vena, Desvaríos, Dudas

The note

Deja un comentario

Archivado bajo Cortos

Monotonías

Las uñas, los dedos, las manos se me adhieren a esta demora, a esta sensación sin reacción en las palabras, a este esperpento que acumula dientes y esqueletos masacrados, voces que no son y el recuerdo del comienzo de un verano en primavera. Los días caducan demasiado rápido y no quiero atragantarme sin saber cómo contarte la historia de porqué crecimos sin darnos cuenta y cuando se transformó “un poco” en “demasiado”.

Y por fin, esta semana, terminamos los exámenes de septiembre en julio… el mundo está patas arriba… lo reconozco, pero… ¿cuándo no lo ha estado?

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos

¿qué?

Si la mitad de la espera no vale para alcanzarlo, si quedarse o irse no significa superarlo, si tener o romper solo lleva atado sueños como fragmentos descompuestos dentro de este teatro, si nada puede decirse, creerse, pensarse… entonces, ¿qué estamos haciendo?

2 comentarios

Archivado bajo Desvaríos

Ausente

Alguien sonríe al otro lado de la pared, es sábado, el reloj apunta hacia el futuro con nerviosismo, un perro ladra, hace calor, los apuntes volverán a encontrarse encima de la mesa, tarde, otra puesta de sol quiere verse dibujada en el mar mientras un barco empuje a nuestros cuerpos lejos del lugar que ahora ocupa mi mente, las ideas desaparecen secuestradas, quizás aparezca para aclarar  que sigo aquí, cada vez más intermitente, más lenta, será cuestión de inspiración o de ausencias… supongo que volveré cuando tenga algo importante que decir.

2 comentarios

Archivado bajo Desvaríos

Nada es verdad

Demasiada información… ¿se puede parar/quebrar/caer por el exceso de información? Las ideas van, vienen, desaparecen, quedan expuestas, muertas, latentes, secuestradas, inhertes. El cielo ya no clama ni grita por  “don nadies” ni por “alguien”, las palabras saturan cada frase que atraviesa a mis párpados, tantas imágenes, tantos vídeos, cuentos, ciencia, dios, espíritu, alma, sentido, sueños, honor, tierra, muerte, vida, … Demasiados despertadores a nuestro alrededor, documentales, verdades, mentiras… ¿Con qué me quedo yo? ¿Realidad? ¿Dónde? ¿Cuándo?… Y leo, y concentro mis esfuerzos en concentrarme todavía más, pero no en los exámenes o en la universidad, no… eso sería adecuarme a una realidad en la que aún no sé si consigo encajar, no, persisto e insisto en alcanzar otro destino (¿destino?), en ovbiar la atención hacia cualquier otro lugar, pero… es tan maravilloso lo que encuentro por el camino que no puedo sino dejarme llevar hacia otro mundo, otra realidad… Es cierto, la verdad es que no sé en qué creo (siempre me repito en la misma idea) y resulta curioso saber que a medida que van muriendo células dentro de mi cuerpo, el caos que habita en él se multiplica, regenerándose y transformándose hasta quedar en una colección desaliñada de confusión y miedo, será por eso que cada vez me cuesta más formarme una opinión y no consigo ordenar las ideas. Tal vez sea esta absurda necesidad de cuestionarse la vida, quizás tan solo sea el haberme dado cuenta tantas veces de que ninguna verdad es ciertamente verdadera.

Deja un comentario

Archivado bajo Palabras