Archivo mensual: junio 2008

Cuando se que no existes pero te invento cada día.

Sigo tus manos, – perdona… ¿te molesta que sean tus ojos los que abran los míos al despertar?, lo se, he tomado prestada tu imagen para aferrarme a una idea, un experimento que atraviese mis sentidos doblegándome en las ansías de sentir un cuerpo bajo las curvas que perfilan las líneas sin forma de mis fantasmas escenificados en teatros anónimos, imperfectos.

Creándote en el abismo que separa las lágrimas que no he derramado y los espejos que maltratan cada sonrisa que me invento, que te invento.

Cada día un vaivén diferente, hoy me quedo arriba hasta mañana y viceversa.

Deja un comentario

Archivado bajo Ausencia, Creando, Desvaríos, Humo, Querido nadie, Sintiendo

“La mejor forma de tener las cosas claras”

Un cantautor y una canción que hace unos años suicidaban mis sentidos resucitándolos de nuevo. Y a veces, cuando me asomo a escondidas y miro hacia atrás, me tiemblan el cuerpo y las palabras llenas de recuerdo.

“La mejor forma de tener las cosas claras”

Me pierdo por temor a encontrarme.
Me buscan, pero ya estoy tan lejos.
Me cuesta pensar que me hago viejo,
y veo en mi reflejo que no soy como antes.

Es cierto, con poco me conformo
si mientras lo digo te desnudo.
Tú piensa que si hoy se acaba el mundo,
mañana no habrá nadie y ya no habrá futuro.

¿Y quién cree en el amor si apenas queda?
¿Buscarlo, acaso, es lo que uno debe?
Tendré que conformarme mientras pueda
con darle al corazón una y mil vueltas.

No tengo ni tiempo de explicarme,
ni ganas de darle muchas vueltas.

Intento dejar la puerta abierta a todas las propuestas,
hasta que alguien me agarre.

Los ojos a veces se me cierran cuando ando
camino del trabajo.
Mis manos aún huelen a cordura,
y hasta el sol me asegura que mereció la pena.

¿Y quién cree en el amor si apenas queda?
¿Buscarlo, acaso, es lo que uno debe?
Tendré que conformarme mientras pueda
con darle al corazón una y mil vueltas.

César Rodriguez.

2 comentarios

Archivado bajo Cantautores, César Rodriguez, Música, Sintiendo

Mundo/muro negro.

Ya no espero a que vengas a darme las buenas noches cada día…

Y aunque haya creado un mundo negro dentro de mi cabeza para no recordarlo, te recuerdo y cuando voy a buscarte, ya no te encuentro.

¿Dónde estás?

*Recuerda, vuelve a cerrar la puerta del mundo negro y aléjate rápido.

¿Para qué sirve escribirte o hablarte si no me escuchas? ¿Pará qué desperdiciar palabras mal utilizadas? Desconectando.

Deja un comentario

Archivado bajo Personal, Presente, Sintiendo, Vacío, Vida

¿Dónde?

Líneas sin orden, caos a destiempo no anunciado en televisión, ambigüedad de los sentidos que se encienden y se apagan con el fuego del mechero que guardo escondido en mi habitación, como otro secreto más en el saco que contiene los miedos putrefactos de la imperfección, ecos que retumban en el tímpano rompiéndo entre aplausos de manos cortadas figuras que aniquilan nuestro corazón. Escribo sin sentido expresándome sin verme quemando el oxígeno que atrapa cada miembro que compone un centímetro del cuerpo que me viste y me usa con o sin mi consentimiento.

¿Dónde debo firmar para abandonarme y recogerme cuándo sea necesario cambiarme por otro juguete más entretenido para no aburrirme de mi misma conmigo?

¿Dónde?

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, Humo, Respirando

En porciones.

Se me caen las palabras, se rompen derramadas por el suelo, asfixiándome en la angustia de sentir un cozarón latiendo bajo el humo de mi pecho, del oscuro aire arrebatado de tu estrepitoso silencio, en venta, maltrato, de mis pulmones negros deshechos en pedazos, de mis venas suicidándose alrededor de mis muñecas, atadas al infierno, de mi, de la historia que comienza fusilando sus finales, de mis labios que no hablan pero piensan en tus huesos, de lo eterno que no es nada, de la nada que se vuelve eterna compañera del vacío que me agota cada día, arrastrándome debajo de mis sábanas, dentro de mis sueños, pesadillas.

Dime, ¿me quieres entera o en porciones de deseo instantáneo?

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, Personal, Sintiendo, Vida

Activa desconectada.

Resistiendo-me.

Consecuencias de la época de exámenes: Un examen menos (o más), una mirada que he guardado en mi bolsillo, sustancias desaconsejadas para la salud y no haber dormido en dos días…

Pero… me gusta el reencuentro que supone “la incomodidad colectiva” de este periodo…

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos