Archivo mensual: marzo 2008

tic-tac

Esperándote. En silencio.

Esperándome. Con miedo.

Quisiera ser capaz de…

… acércate y te lo digo al oído, bajito, no quiero que nadie me escuche al decirlo (ni tan siquiera yo misma).

Tic-Tac… *

Cuando se borran los recuerdos, ¿qué hacer con los restos de lo que permanece latente?

Se me escapan los sonidos de tu boca al sonreír y nada queda salvo el reloj recordándome a cada segundo la condena de la hora que no está, que termina, que se va sin avisar. Y son las cuatro y media de la madrugada y yo lo único que consigo es desvariar… 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, El sin sentido, Personal, Querido nadie, Vida

20+1=21

cimg1197.jpg

¿Qué realidad puede transformar lo que veo cuando me mira el espejo?

Justo,

… v-e-i-n-t-i-u-n-o…

Veinte más uno.

Dos décadas y poco, muy poco, pero lo necesario para provocar algún cambio.

Y me siento como ayer, como cuando tenía quince años y ya creía que la vida se me escapaba, huyendo a oscuras, cada vez que pensaba en el tiempo sin mirar el reloj. Es cierto, hubo un momento en el que creí que mi vida se había “terminado” (a medias) cuando cumplí los 15… Eso de haber vivido tanto (y tan poco) en unos años y de repente tantos cambios que… no se, creo que fue allí, en ese instante, cuando saqué la bandera blanca (un cleenex en mi caso) y me rendí (al menos cinco minutos) pero lo suficiente para replantearme la vida una vez más.

Y ahora de nuevo enciendo el móvil esperando un cambio, me conecto (pero poco) solo para ver si te acuerdas de que hoy podemos volver a poner en paralelo nuestro camino.

Nunca me han gustado del todo este tipo de celebraciones pero las considero como un espacio, el paréntesis que consigue enlazarnos de nuevo mezclando nuestras vidas. Es la tregua que nos da el tiempo para escapar, al menos unos segundos y parar en seco, con el único fin de pensar en ti (en la otra persona), aunque dure escasos minutos, lo necesario para recuperarte (a ti) y lanzarte de una patada a MI presente. Creo que es eso, una de las pocas razones que hace que un día como hoy sea diferente al resto, y no lo es tanto el paso del tiempo.

Y así como empezó, terminó el día de hoy.

Gracias por dedicarme un minuto de sus vidas, es solo cuestión de recuerdos (ya sea de recuperarlos o de crear nuevos).

PD: Y me compré el Clipper porque mi “mamá” dice que un cumpleaños sin una tarta y un vaso de Clipper no es un cumpleaños… (aunque después se me quedara encima de la cama olvidado)…

Deja un comentario

Archivado bajo Cumpleaños, Desvaríos, Experimentando, infancia, Pasado, Personal, Presente, Recuerda, Respirando, Sintiendo, Vida

Sintiendo el vacío…

¿Sientes el vacío? Va avanzando poco a poco, en silencio, comienza a adaptarse a tus manos y a tus huesos. Va creciendo y devorando cada centímetro de tu cuerpo, cada espacio hasta transformarlo todo en ausencias permanentes. ¿Cómo puede ser que en una noche de palabras, recuerdos, frases con y sin sentido, cerveza, miradas, creencias y faltas de creencias, me sintiera tan plena y como consecuencia ahora me sienta tan vacía, tan hueca? ¿Cómo podemos ser tan egoístas? ¿tan inconformistas? Hoy me he sentido otra persona por un rato y quizás, el problema está en que me ha gustado ser ella, esa otra distinta a mi.

¿Será que los finales me recuerdan la presencia del vacío que siempre queda latente en cada beso? ¿en cada encuentro? Nunca nos acostumbraremos a las despedidas (no solo a los finales, nunca me acostumbraré a los inicios, me siento tan ridícula, tan perdida en un silencio no del todo voluntario).

Me ha gustado ir al cine con el y con ella, encontrarme con Pilar y que ellos se encontraran con otros cuerpos que recuerdan que el pasado puede seguir formando parte del presente, gente de su universidad primero y tres caritas del colegio después, que nos acompañaron toda la noche con una buena conversación. Por ello se más historias de ti y te conozco un poco más, como a ellos.

Y ahora, ahora el vacío me grita frente al espejo rompiendo el equilibrio, ¿será que nunca es suficiente?…

No quiero volver (allí) pero tampoco quiero quedarme (aquí)… Es la sensación de no encontrar el lugar, el tiempo o la persona, no encontrarte a ti y no verme a mi en ningún sitio.

Deja un comentario

Archivado bajo Ausencia, Callando, Creando, Desvaríos, Experimentando, infancia, Pasado, Personal, Presente, Querido nadie, Recuerda, Reencuentro, Silencio, Sintiendo, Vacío, Vida

Recuperando instantes que creía perdidos

Hablar contigo. Mirarte. Observarte para comprenderte. Ver como te mueves, como hablas, como actúas frente a otras miradas cercanas a tu sombra. Mover la posición de mis ojos para captar tus cambios. Ha pasado demasiado tiempo y me dices que soy yo la que no quiere verte. Ya lo se, mi problema está en que nunca aviso. No quiero dejar huellas de mi presencia entre tus brazos, y se que piensas que yo también he cambiado. Transformaciones difusas hacía “destinos” desconocidos. En esencia, quiero verte y no. Soy dos personas encerradas en un solo cuerpo. Una, lucha para hallarte y otra, apoya el silencio y mi cara como único reflejo en el espejo, para no encontrarte cerca por si mis miedos suplican demasiado para desaparecer de nuevo, entre el grito ahogado del espanto y los ojos color rojo, de sangre que no llora pero duele.

En definitiva y temblando, me ha gustado encontrarme con tantas caras que soñé en otra vida no tan lejana a esta. Recuperando instantes que creí perdidos entre mis ganas de borrar el pasado o de guardarlo bajo la única llave que pueda soportar el peso del paso del tiempo en sus hombros cansados.

Para ti, para todas las personas que un día, no hace tanto tiempo, soñaron con vidas parecidas a las nuestras o para los que aún buscan su lugar en el mundo, un mundo dispuesto a no mostrar fácilmente el camino hacia lo que se considera su destino, escrito o no en una servilleta de papel usada.

Me costó engancharme a la idea de seguirte hasta el reencuentro y ahora me alegro de haber obviado las dificultades que querían impedirme caminar rumbo a tus ojos y tu mente.

*No se porqué me empeño en escribir en segunda persona del singular cuando debería estar en tercera del plural. He escrito esto pensando en tantos rostros como uñas hay en mi mano derecha (o en la izquierda, que no es lo mismo, pero es igual).

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, Experimentando, Personal, Presente, Recuerda, Sintiendo, Vida

Cuando la vida tiembla en cada esquina

foto-508.jpg

Desconectada del mundo por un rato; Tarea: P–E-N–S-A–N-D–O…

Y ya lo se, nadie tiene la culpa. No debo cargar en ti más de lo que tú ya puedas aguantar, pero a veces se me olvida y espero cada vez  un poco más.

No es tan sencillo como parecía al principio. Ahora se a quien le pertenecen las palabras que yo ya no digo, pero… cuesta tanto respirar a veces y al ver a los demás parece tan factible que me niego a observarles y me veo a mi misma desde fuera, temblando en cada esquina.

No quiero depender de nadie… de absolutamente nadie…

Y se que tú tampoco.

Te debo tanto que me odio por escribir (o pensar) estas palabras… Cada segundo un poco más.

1 comentario

Archivado bajo El cajón de las cosas rotas, El sin sentido, Idealizando, Personal, Piezas perdidas del puzzle, Presente, Querido nadie, Silencio, Sintiendo, Vacío, Vida

Blade runner… ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Más cosas para compartir contigo, y me gusta, ¿sabes? mirarte a la cara justo cuando estás enseñándole a alguien algo que crees que merece la pena conocer. Una noche de arepas, pan, chocolate, peces salados, película, sonrisas y pasión por algo que demuestra que aún somos seres humanos (o replicantes). Y ella sonriéndo en el fondo porque sabe que al menos lo intentó.

Gracias.

¿Qué decir de esta película? El diálogo lo dice por si solo; Las mejores frases:

“Me construyo amigos. Son juguetes. Mis amigos son juguetes. Los hago yo”

“La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo. Y tú has brillado con muchísima intensidad, Roy” (para ti señorita).

“Es toda una experiencia vivir con miedo, ¿verdad? Eso es lo que significa ser esclavo”.

“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.”

“Todo lo que el quería eran las mismas respuestas que todos buscamos, ¿de dónde vengo? ¿a dónde voy? ¿cuánto tiempo me queda?”

Para quien le interese la versión original:

… ¿De dónde venimos…?

… ¿A dónde vamos…?

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Experimentando, Filosofía, Películas, Personal, Sintiendo, Vida

Olvidan-do

¿Y si me diera por pensar esta noche conmigo?

¿Me olvidaría de ti?

Deja un comentario

Archivado bajo Ausencia, El sin sentido, Escritores, Experimentando, LetrasPalabras, Personal, Poesía, Presente, Sintiendo, Vacío, Vida